Blogia
Mononoke

Caramelos de veneno

Nos inclinamos a menudo, hablamos de desnudos,

cantamos al amor...

Desafiamos a la suerte, tememos a la muerte

mentimos al dolor...

Nos rodeamos de dementes, nunca nada es suficiente

todo tiene su color...

Engañados los creyentes, futuros sin presentes

parad el mundo, me bajo yo.

Mariposas llenas de poesías, ríen y lían mi estomago de prosa y generosa melancolía.

Mariposas... lenas de barro, sin alas

sin vida... mariposas perdidas.

¿Dónde están los amores que dicen las canciones?

¿Dónde están los colores que sueñan los pintores?

En blanco y negro, siento en blanco y negro

Espacio y tiempo, me siento en otra dimensión

Esparto y cieno, caramelos de veneno en cada digestión.

Me alimento de fracasos, con sonrisas de payaso

alimento mi aflicción...

Parad el mundo, ahora si, me bajo yo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

el hombre que no sabía reir en serio -

siempre llegando tarde y esta vez yo fui el primero.¿cómo suena como canción?enga niño,ta otra
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres